Acerca de Ingeniero Emocional

¿QUIERES SER UN TÉCNICO BRILLANTE ,
PERO NO SABES CÓMO DESTACAR EN ESTE MERCADO TAN SATURADO DE TÍTULOS?

Entonces estás en el sitio adecuado.

Hola crack. Soy Rener Frank, ingeniero mecánico y especialista en Inteligencia Emocional.

Después de estudiar ingeniería y pasar 8 años trabajando en varias empresas industriales de España y Alemania, he hecho un sorprendente descubrimiento:

El secreto para convertirte en un profesional valorado y reconocido no son tus diplomas, ni las notas de tu expediente, ni las horas que pasas sentado en tu oficina.

La verdadera clave para DESTACAR  profesionalmente
son tus capacidades personales y emocionales.

Ingeniero Emocional te enseña a desarrollar estas habilidades para destacar laboralmente, aumentar tus ingresos y conseguir tus metas profesionales sin renunciar a una vida intensa y consecuente con tus valores personales.

¿Quieres ser excepcional? Bienvenido al apasionante mundo de la Ingeniería Emocional



En esta vida tienes opciones:

A- Puedes elegir ser un técnico gris y aburrido, sentado 40 años delante de un ordenador, preguntándote si merece la pena malvender tu tiempo para rellenar celdas de Excel sin encontrarle un sentido a tu trabajo y a tu vida.

pero también

B- Puedes adaptarte al nuevo mercado, destacar como técnico excepcional, vivir tu proyecto profesional con pasión y encontrar ese lugar que te llene personal y económicamente.

Yo en su día tomé la opción B, y no podía haber elegido mejor. ¿Por qué?

- Soy ingeniero por vocación, convencido de mis habilidades técnicas y apasionado por todo tipo de máquinas. Pero me niego a malvender todo mi potencial en un empleo tedioso y sin sentido.

- Un tercio del día lo paso trabajando. Quiero DISFRUTAR de ese tiempo, sentirme realizado y terminar la jornada con una sonrisa en la cara.

- Me pagan por utilizar mis conocimientos técnicos para resolver problemas de personas. Y cuanto mejor conozco a las personas, más disfruto con mi trabajo y mejor me pagan.

- Nadie decide por mí. Yo creo las oportunidades, elijo las condiciones y controlo mi vida. Disfruto de la libertad y la seguridad que me da tener un perfil técnico extraordinario.

- Creo un impacto positivo en otras personas. Voy más allá de lo puramente técnico y ayudo a compañeros y clientes a que tengan un buen día y se sientan a gusto conmigo.


Si tu también...

- Te sientes identificado con este perfil, quieres destacar como técnico brillante y darle sentido a tu trabajo, pero sin renunciar a tus valores ni a tu libertad.

- Empezaste con muchas ganas en tu profesión pero llevas meses (o años) bloqueado y descontento.

- Quieres aumentar tus ingresos y no sabes cómo progresar, ascender o mejorar.

- Deseas conectar con otros ingenieros y profesionales técnicos, jóvenes y apasionados que tengan las mismas dudas e inquietudes que tú, para compartir experiencias y descubrir nuevas perspectivas en tu profesión.

Entonces lo tienes fácil:

Suscríbete a Ingeniero Emocional para
comenzar a mejorar YA tu vida profesional y personal.

¿Quieres arrasar en tu
próxima entrevista?

Descarga GRATIS este CheckList
con las 10 preguntas y respuestas imprescindibles para cualquier
entrevista de trabajo técnico

* Tu correo está a salvo de basura. Yo también odio el SPAM y las tontunas.


¿Qué vas a encontrar en Ingeniero Emocional?

- Herramientas útiles y efectivas para desarrollar las habilidades personales imprescindibles en tu profesión: dirigir equipos de trabajo, resolver conflictos personales, presentar en público, emitir y recibir críticas, asumir marrones, tomar decisiones bajo estrés, y muchas otras capacidades enormemente necesarias.

- La claves para desarrollar tu marca personal y posicionarte en la red como un profesional destacado de tu campo.

- Métodos comprobados para ganar reconocimiento, hacerte valer y aumentar tus ingresos.

- Todos los aciertos que he descubierto durante mi carrera como técnico y cómo puedes tú implementarlos en tu éxito profesional.

- Todos los errores y marrones que he cometido durante estos años y cómo evitarlos o solucionarlos.

- Historias REALES e inspiradoras de otros técnicos e ingenieros que optaron por desarrollar todo su potencial emocional en el sector industrial y alcanzaron el estilo de vida que deseaban.

El mercado actual no quiere empleados fabricados en serie como tostadoras. Busca profesionales flexibles, apasionados y excepcionales.

TWEETEA ESTO

Suscríbete ahora para descargar GRATIS  tu CheckList
en PDF y disfrutar de todo el contenido exclusivo.
Sólo recibirás información útil e interesante. ¡ 0% SPAM !



ACERCA DE RENER FRANK

" Nunca olvides quién eres, quién has sido y quién deseas ser "

TWEETEA ESTO

Me llamo Rener Frank, soy de Madrid del 86 y actualmente trabajo como Project Manager en Alemania.

Después de estudiar ingeniería mecánica y pasar 8 años trabajando en varias empresas industriales, descubrí que la verdadera clave para convertirte en un profesional valorado y reconocido no eran mis diplomas ni las notas de mi expediente. Mis capacidades personales y emocionales marcaron la DIFERENCIA en muchas situaciones.

Gracias a esto he conseguido, entre otras cosas, cumplir mi sueño de tomarme un año sabático para viajar por el mundo y regresar a Alemania con un trabajo incluso mejor que el anterior.

A través de Ingeniero Emocional quiero compartir todo este aprendizaje y experiencias con otros profesionales técnicos como tú, para que descubras todo tu potencial profesional a través del desarrollo de tus habilidades personales y emocionales y alcances el éxito profesional y personal que te mereces.

Si quieres conocer más sobre mi historia personal y los pasos que me han traído hasta aquí, te invito a seguir leyendo :)​

​COMIENZOS

¡Hola! Soy Rener, y desde que tengo uso de razón quería trabajar con máquinas.

Estudié Ingeniería Mecánica en la UPM, pero después de 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades.

Dejé mi trabajo de oficina en Alcobendas para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de aprender alemán y un par de aventuras por los Balcanes, me establecí en Frankfurt (Alemania), donde vivo actualmente trabajando como ingeniero de piping software.

¿Quieres saber cómo he conseguido recorrer este camino? Sigue leyendo...


UNA NUEVA VERSIÓN DE MÍ MISMO

En 2° curso de carrera comencé a salir con una chica de ojos profundos y carácter rebelde que vivía en Barcelona. Fue sin lugar a dudas un amor penetrante, difícil, y muy intenso. Sin embargo, tras dos años de autobuses, dudas y experiencias intensas, un día se terminó todo.

Esta ruptura no llegó en el mejor momento y me hizo sentirme muy solo. Me pasé más de un año echándola de menos, desganado y con la autoestima bastante inestable.

PERO un día desperté y decidí que necesitaba cambiar mi vida, que quería volver a ser feliz. Lo primero de lo que me di cuenta es de que mi autoestima no podía depender de terceras personas, sino de lo que estaba bajo mi control. Yo.

Para ser feliz con alguien, primero tenía que aprender a ser feliz estando solo. Ese fue el primer “Click“, el comienzo de una nueva versión de mí mismo que poco a poco se iría formando.

Tras acabar la carrera estuve un año largo disfrutando de la típica rutina cómoda: un trabajo de 8 a 3, vivir en casa de mis padres y tener un buen sueldo me daba la suficiente estabilidad como para relajarme y disfrutar de la vida. Salía con una chica divertida, iba por las tardes al gimnasio y los fines de semana salía de fiesta con mis amigos.

Parecía que todo iba bien. Sin embargo, sentía que algo importante faltaba en mi vida. Quería expandir mi mente, aprender y conocer más, viajar y ver mundo… pero no sabía ni por dónde empezar. Necesitaba un cambio, un cambio radical.


EL CASTILLO DE RIENECK. UN GIRO DE 180 GRADOS.

Tras muchos devaneos de cabeza, una mañana de Febrero de 2011 sonó el despertador para comenzar una nueva jornada de rutina confortable y anodina. Sin embargo, cuando esa mañana puse los pies sobre la moqueta de mi cuarto, allí sentado en la cama tomé la firme decisión de dejar todo atrás e irme a Alemania en busca de mi felicidad.

Desde aquel día empecé a pensar maneras de irme a Frankfurt. Pero, ¿cómo? no sabía NADA de alemán, ni una palabra. Ya no era estudiante para hacer un intercambio, y además tenía un trabajo estable en Madrid, con el lobo de la crisis asomando las orejas.

Parecía una locura, sin embargo no paré de buscar alternativas como voluntariados europeos, trabajo en albergues y demás. Un día conocí la existencia de un castillo medieval reformado como albergue juvenil en los bosques de Baviera. Busqué toda la información posible y solicité un puesto como staff voluntario. Tras varios envíos de aplicaciones y documentos, me escogieron para cubrir una plaza.

Aquel lunes de Mayo cuando entré en el despacho de mi jefe y le dije que en 30 días dejaba mi puesto, que me iba a trabajar a un castillo en medio de los bosques alemanes, me sentí como si estuviera saltando desde un acantilado al vacío. Sin embargo, la sensación de libertad que experimenté en aquel momento fue indescriptible, y me sorprendió no sentir miedo, sino una felicidad inmensa.


ABRIENDO CAMINOS

Finalmente, a mediados de 2012 concluí mi voluntariado y salí hablando un alemán básico pero suficiente. Como había ahorrado algo de dinero, cumplí con uno de mis mayores deseos: irme yo solo de interrail por Europa del Este y pasar 1 mes recorriendo 14 países.

Tras este intenso viaje regresé a Alemania. Durante 6 meses compartí piso con otros estudiantes en la ciudad de Marburg, muchos de ellos de países árabes como Egipto, Palestina o Siria. Fue una gran experiencia poder compartir el día a día con ellos y aprender tantas cosas que para mí eran desconocidas de esta cultura.

Durante aquel frío invierno estuve buscando trabajo intensamente, enviando solicitudes y viajando por todo el país para realizar entrevistas, pero nunca acababan por seleccionarme. Empecé a pensar que todo aquel plan de Alemania podría salir mal y fracasar en el intento.

Me sentía inseguro a causa del idioma, solo en aquel frío pueblo, tan lejos de mi familia y mis amigos. Varias veces estuve tentado de tirar la toalla y regresar a España, sin embargo siempre conté con el apoyo de mi novia y no perdí la esperanza de que en algún momento alcanzaría mis objetivos.

Cuando estaba a punto de darme por vencido, a principios de aquel mes de Marzo, una empresa de sistemas CAD me llamó y, tras varias entrevistas y mucha incertidumbre, finalmente recibí la confirmación de que me habían seleccionado. Un trabajo como ingeniero de instalaciones y además en el centro de Frankfurt, casi no lo creía, no podía haber salido mejor :D


UNA RUTINA TOTALMENTE DIFERENTE

En abril de 2013 comencé en mi nuevo trabajo. Estaba muy ilusionado, pero también nervioso e inseguro, ya que tendría que hablar con clientes sobre temas muy técnicos, y todo el tiempo en alemán. Pero tras los primeros meses fui tomando confianza y el idioma ya no fue una barrera.

Pasé casi cuatro años disfrutando de esa nueva vida que me había construido, de aquel sueño que unos años atrás se me antojaba casi imposible: vivir en Alemania con mi chica, trabajando en lo que me gusta y disfrutando de una rutina intensa y llena de objetivos.

Sin embargo mi inquietud por descubrir el mundo y mis ganas de experimentar nuevos aprendizajes me empujaban a cumplir con un deseo: dejarlo todo para viajar un año alrededor del mundo.


EL SALTO AL VACÍO

Llegó octubre de 2016 y pegué aquel salto a lo desconocido. Renuncié a mi trabajo como ingeniero en Frankfurt, dejé mi piso, vendí mis muebles y me lancé a una aventura de doce meses de viaje con lo que me cabía en una mochila.

En esos doce meses a través de Asia, Sudamérica y Europa pude disfrutar de un incontable número de experiencias y personas extraordinarias. Pero lo mejor de todo fue el aprendizaje emocional y personal que me traje conmigo.

Un aprendizaje emocional que canalicé hacia mi perfil profesional, preparándome para afrontar diversos retos en soluciona de problemas, trabajo en equipo, organización de tiempo y presupuestos, etc. Este viaje fue para mi la mejor escuela de Management que pude encontrar.

Además durante estos meses realicé un master online en inteligencia emocional y coaching que me sirvió para completar mi formación en el trabajo interpersonal y emocional. 


VUELTA A LA RUTINA

Cuando regresé a Alemania no tardé más de un mes en encontrar de nuevo un trabajo como ingeniero, esta vez como Project Manager de una empresa de ingeniería. Sin duda este aprendizaje y experiencias fueron la clave para convencer de que mi perfil profesional tenía las capacidades emocionales adecuadas para este puesto. 

Ahora es el momento de compartir todo este aprendizaje a través de la web Ingeniero Emocional. Creo plenamente en los beneficios de desarrollar las capacidades emocionales en el entorno industrial, y mi misión ahora es compartir e inspirar desde esta web a todo aquel que quiera unirse.


El futuro es siempre incierto.
Lo importante es disfrutar del camino, aprender, amar
y vivir intensamente cada segundo que la vida te regala.

Suscríbete ahora para descargar GRATIS mi CheckList en PDF
y disfrutar de todo el contenido exclusivo.

Sólo recibirás información útil e interesante. ¡ 0% SPAM !

¿​CONECTAMOS?

Translate »